HALOHA!

Advertising is the way great brands get to be
great brands.
WE WILL ROCK U
  • No products in the cart.
Home  /  Familia   /  5 TIPS para incorporar el juego en el día a día
familia juegos

familia juegos

Ahora que llegan las vacaciones de Navidad, nos preocupa que nuestros hijos se entretengan, aprendan y que abunde la alegría en casa. Es genial verles corretear, jugar con muñecos, disfrazarse… ¿y cómo son esos momentos de calma en que te los encuentras dibujando o leyendo en cualquier rincón?… Sin embargo, hay momentos en que ya no saben qué hacer, nos piden que juguemos con ellos o nos vemos de pronto recurriendo a las pantallas porque necesitamos terminar alguna tarea. Te dejamos algunos TIPS con los que puedes disfrutar muchísimo de momentos únicos en medio de las rutinas del día.

Después de elegir vuestros juegos favoritos, tened en cuenta estas recomendaciones para hacer verdadera magia: ¡sacar tiempo de donde no lo había!

 

1. Jugar en la cocina

Uno de los trucos que mejor funcionan es repartir los juegos por los lugares de la casa donde pasas más tiempo junto a tus hijos. ¡Ojo! Un día cualquiera… no esperes la ocasión perfecta para sentarte a jugar con ellos. Tener algún juego en un armario de la cocina, la mesilla de noche o en la mesa de centro del salón, puede hacer la gran diferencia. En cuanto tengas 5 minutos estaréis listos para jugar o conseguirás que tus hijos jueguen tranquilamente a tu lado mientras terminas algo pendiente. Al cabo de unos días, sorpréndeles cambiando unos juegos por otros.

jugar en casa

 

2. Juegos salva-vidas

Simplificar es la clave cuando queremos aprovechar pequeños momentos para jugar. Intenta que la preparación y la recogida sean mínimos. Buscamos juegos que te puedan solucionar, por ejemplo, los momentos entre baño y cena… y, para eso, las instrucciones deben ser sencillas y fáciles de recordar: abrid la caja y ¡a jugar directamente! En esta entrada del blog, te dejamos algunos de nuestros favoritos.

 

3. Siempre un juego en el bolso

Una caja o estuche compacto es siempre un punto a favor de un buen juego. Llevarlo en el bolso, donde apenas ocupa espacio, te va a sacar de más de un apuro. Gracias a este tip, ratitos que antes se pasaban “sin más” o con algún que otro momento de nervios, se pueden convertir en vuestro momento favorito del día.

juegos viaje

 

4. Reuniones con familia y amigos

¿Por qué no? Cada vez nos estamos acostumbrando más al poder de “atracción” de las pantallas en cuanto aparecen en escena. Parece que todo lo demás se termina en cuanto hay dibujitos o tablets de por medio… Llevar un juego a las reuniones familiares es un “súper poder” que, como padres, no debemos desaprovechar. Si hay varios niños en la reunión, el juego triunfará seguro.

 

5. Intercambiar y probar diferentes juegos

No hace falta acumular o coleccionar juegos sin fin. Seguro que después de un tiempo jugando, puedes hacer algún intercambio interesante con las familias de tu entorno. Probar muchos juegos es la mejor manera de encontrar el que más motiva a tu hijo, le ayuda a progresar o, simplemente, le hace reír a carcajadas ♥.

juegos infantiles

 

Y, para terminar, y que vuestros buenos propósitos lleguen a buen puerto estas vacaciones, os dejamos 2 enlaces súper recomendables para ir haciendo vuestras listas:

Kinuma nos encanta porque es mucho más que una tienda de juguetes online. Además de tener una increíble selección, comparten muchísimo contenido en su cuenta de Instagram y en el blog. Poder ver el contenido de las cajas o incluso una “demo” de cómo sería una partida, nos ayuda a acertar y nos ahorra muchísimo tiempo e indecisión.

• En Kieto Parao han creado unos kits de juegos y pasatiempos preciosos para que los niños se diviertan en cualquier parte sin necesidad de recurrir a la tecnología. Desde Martha Peach compartimos esta inquietud, y por eso nos parece un notición que este grupo de mamás (y tías) haya hecho realidad una idea tan bonita … Tienen, por ejemplo, sus versiones del parchís o la oca en tela o combinaciones “sorpresa” ideales, todo en un tamaño muy muy reducido.