HALOHA!

Advertising is the way great brands get to be
great brands.
WE WILL ROCK U
  • No products in the cart.
Home  /  Porteo   /  Guía para mamás en tiempos de Coronavirus

Estamos viviendo tiempos difíciles. Hay mucha gente pasándolo realmente mal. Las que tenemos la suerte de estar bien de salud tenemos la oportunidad de aportar nuestro granito de arena a esta crisis recluyéndonos en casa con nuestras familias. 

Este confinamiento supondrá un reto distinto para cada persona, según sus circunstancias. Para las mamás con niños pequeños, tendrá mucho que ver, hoy más que nunca, con la entrega. Para que nuestros niños no sufran más de la cuenta y, sobre todo, para enseñarles que de lo malo también se pueden aprender cosas buenas y cómo esta situación nos da la oportunidad de crecer como familia. 

Os dejamos algunas ideas que a nosotras nos están ayudando a transitar por estos días extraños.

¡Mucho ánimo a todas!

 

1.- Dale la vuelta: el tesoro oculto del confinamiento.

Sin quitar gravedad al asunto, que lo tiene, sería estupendo poder mirarlo también desde otra perspectiva. ¿Cuántas veces te has sentido sobrepasada en tu día a día, angustiada por las obligaciones, los niños, las urgencias, los traslados, las extraescolares y los compromisos laborales o personales?

Aquí tienes, un regalo… ¡ TIEMPO!

Para muchas madres que el mundo se pare a nuestro alrededor puede convertirse en una gran oportunidad.

Y no hablo de reorganizar armarios y hacer la limpieza de primavera, sino de conseguir, como dice Víctor Kuppers, que “lo más importante sea lo más importante”.

La familia es uno de nuestros valores más preciados y estos días tenemos una oportunidad de oro para “hacer familia”, estrechar lazos, divertirnos juntos, hablar, conocernos más y disfrutar de su compañía sin las mil y una distracciones de la vida real.


“Lo más importante en la vida es que

lo más importante sea lo más importante“.

Víctor Küppers


 

2.- El reto, objetivos sencillos.

Tenemos que ser realistas. No es lo mismo vivir esta situación en soledad que conviviendo con una familia. No te dejes abrumar por la infinidad de ideas que circulan por las redes: actividades, manualidades, reorganizaciones del hogar, limpiezas generales, cursos online….

La realidad es que, teniendo hijos pequeños, conseguir pasar los días con objetivos sencillos puede ayudarte a mantener la cordura.

Tip!  Quizá sea un gran momento para dedicar a nuestros hijos ese tiempo de calidad que siempre nos falta, para leerles un cuento sin prisas, jugar a ese juego de mesa que solemos evitar porque se alarga demasiado o simplemente quedarnos un ratito en el sofá después de cenar charlando porque mañana no hay que madrugar.

 

3.- Busca tu ratito de soledad

En estos días de convivencia intensa, buscar algún momento de soledad debería convertirse en una prioridad con el fin de dar lo mejor de ti el resto del día.

Puedes intentar adelantar el despertador y levantarte un poco antes de que la casa despierte o aprovechar la siesta para retirarte un rato.

Tip!  No desperdicies esos momentos fugaces para perderte como un autómata en las redes sociales. Dedicarle algo de tiempo a un hobbie, un buen libro o incluso aprovechar para lavarte el pelo seguro que te sentará muchísimo mejor.

 

4.- Horario sí, pero flexible.

A todos nos viene bien un cierto orden. Las rutinas dan seguridad a pequeños y mayores. 

Pero,  ¿por qué no aprovechamos este momento único en el que el tiempo no nos apremia para no volvernos locos con los horarios?

Es positivo tener una idea de lo que va a pasar en el día, pero te invito a borrar las horas y dejar que el día fluya un poco.

Tip!  Apuesta por los grandes bloques de contenido; ayuda en casa, deporte, deberes, lectura, juego, cine…

Nos permiten tener un orden mental sin agobiarnos en exceso

 

5.- Contacto físico

Está demostrado que el contacto físico y las manifestaciones de cariño ayudan a los pequeños a manejar el estrés, refuerzan los vínculos y mejoran la relación con nuestros hijos así que, ¡aprovecha! bésales, abrázales, acurrúcate con ellos, acaríciales, llena sus recuerdos de sensaciones felices que por lo menos les sirvan para algo una vez todo esto haya pasado.

Tip!  Para los más pequeños, el porteo es una gran manera de darles ese contacto continuo de la manera más cómoda. Ahora más que nunca el fular portabebé se convertirá en tu mejor amigo. 

 

6.- Ropa cómoda no es ir en pijama.

Por muy tentador que parezca, ir todo el día en pijama no debería ser una opción. Aunque hayamos abandonado por un tiempo nuestros looks de oficina tenemos un montón de posibilidades intermedias que nos van a ayudar a sentirnos más despiertas, activas, guapas y, sobre todo, a diferenciar el día de la noche.

No te pierdas las propuestas de Balamoda para ir sencillas y estilosas con nuestros looks de ir por casa.  

 

7.- ¡Maquíllate!

No es el momento de maquillajes sofisticados pero maquillarse de manera sencilla con un poco de base, colorete y brillo de labios está comprobado que levanta el ánimo y mejora notablemente el humor. Sí, cada día.

⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀

8.- No te olvides de agradecer.

Ahora, más que nunca, practicar el agradecimiento te puede cambiar la manera de afrontar esta experiencia de vida

Aprovecha para empezar un “Diario de Agradecimientos”. Aquí te contamos como hacer uno.

Muy probablemente en estos días llenes sus páginas de cosas en las que no reparas normalmente y te servirá de recuerdo de estos días en el futuro.

Tip!  Es una actividad preciosa para compartir con tus hijos.